CIÁTICA VS SÍNDROME DEL PIRAMIDAL

¿Qué es una ciática?

¿Qué es un síndrome del piramidal?

¿Qué diferencias existen entre ambos?

¿Qué es una ciática?

El término ciática responde a una irritación del nervio ciático, bien sea por una compresión o por una inflamación del mismo. El nervio ciático nace de la zona lumbar baja, donde se ramifica y continua por la parte posterior de ambas piernas hasta llegar a los pies. Cuando se encuentra comprometido puede generar un dolor irradiado en todo su recorrido, siendo éste el síntoma más común de una ciática. Por lo general tiene lugar solamente en un lado del cuerpo.

¿Qué es un síndrome del piramidal?

El síndrome de piramidal tiene lugar cuando el músculo piramidal o piriforme se encuentra alterado y provoca una compresión o irritación en el nervio ciático. Este músculo nace en la cara lateral del sacro y termina en el trocánter menor de la cadera.

Su presión sobre el ciático nos puede generar la llamada «falsa ciática», que presenta una sintomatología muy similar a una ciática. Por norma general se reconoce tras descartar patologías de mayor índole como hernias/protrusiones discales o alteraciones al nivel vertebral. Se caracteriza por dolor en la región glútea y dolor irradiado en el recorrido del nervio ciático.

Diferencias entre ciática y síndrome del piramidal

La principal diferencia entre ambas patologías es el lugar de irritación o compresión del nervio ciático. En el caso de la ciática el nervio es afectado a nivel lumbar, cercano a su salida por el agujero de conjunción. En cambio, en el caso del síndrome del piramidal la compresión tendrá lugar a nivel de la cadera, en la región glútea.

En cuanto a la gravedad, la ciática puede generarnos mayor preocupación ya que las causas originales son más complicadas. Se trata de patologías de disco como protrusiones/hernias o patologías vertebrales. Sin embargo, en el caso del síndrome del piramidal la causa más común es la compresión muscular.

Respecto a la sintomatología, en el caso de la ciática se origina en la región lumbar y desde ahí irradia hacia la cara posterior de la pierna llegando hasta la planta del pie. El dolor suele ser más constante y de mayor intensidad, aumenta con incrementos de presión como la tos o estornudos y puede llegar a desencadenar síntomas de daño neurológico como falta de fuerza o sensibilidad.

En el caso de el síndrome del piramidal el dolor se inicia en la parte posterior de la cadera y también irradia hacia la parte posterior del muslo, pero en este caso no suele pasar de la rodilla hacia abajo. El dolor suele aumentar con la carga, al generarse mayor presión del músculo piramidal sobre el ciático.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s