PRUEBAS DIAGNÓSTICAS II

¿Qué es una resonancia magnética?

¿Qué es una tomografía computarizada?

Cuando tiene lugar una lesión de cierto alcance en nuestro aparato locomotor es necesario realizar una prueba complementaria para conocer el nivel de gravedad de la misma.

Existen diferentes tipos de pruebas diagnósticas, cada una aportará más fiablemente un tipo de información. Comúnmente, las pruebas complementarias más utilizadas en primera instancia son Radiografía y Ecografía como ya explicamos en la entrada anterior. Sin embargo, hay ocasiones en las que estas pruebas no nos aportan toda la información necesaria para realizar un diagnóstico y se recurre a pruebas de mayor calibre como la Resonancia Magnética o el TAC.

A continuación, explicaremos cómo se realizan, en qué consisten y en qué ocasiones nos serán más útiles.

Resonancia Magnética RM

La resonancia magnética es una técnica de obtención de imágenes que utiliza un campo magnético y ondas de radio para obtener información detallada de tejidos y órganos.

 El instrumento principal es un gran imán con forma de tubo, abierto o cerrado. Cuando el paciente se encuentra dentro el campo magnético realinea temporalmente sus moléculas de agua. Las ondas de radio generadas por un ordenador hacen que los átomos alineados generen señales que se utilizan para crear imágenes transversales de resonancia magnética.

Principalmente se utiliza para obtener imágenes del cerebro y de la médula espinal, también es usado para detectar tumores y anomalías a nivel de los órganos o para evaluar el estado de huesos y tejidos en patologías complejas.

Tomografía computarizada TAC

La tomografía computarizada, conocida como exploración TC o TAC, al igual que los rayos X convencionales produce imágenes del interior del cuerpo, pero en este caso pueden ser reformateadas en múltiples planos e incluso en tres dimensiones.

Se trata de un dispositivo de gran tamaño con forma de anillo. El paciente se tumba en una mesa dentro del mismo, en este, tanto el tubo de rayos X como los detectores electrónicos de rayos X se encuentran colocados de forma opuesta ya que uno será encargado de generar los rayos y el otro de absorber la información.

Los detectores recogen la cantidad de radiación que absorbe el cuerpo, dependiendo de la densidad de cada estructura, absorberá mayor o menor radiación y esto se refleja en un ordenador controlado por un radiólogo, generando las imágenes deseadas.

Se trata de una prueba rápida y muy completa que obtiene información detallada de todo tipo de tejidos, sobre todo tejidos blandos. Es utilizada principalmente en casos de emergencia.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s