SOBRECARGA MUSCULAR

¿Qué es una sobrecarga muscular?

¿Cómo puedo saber si tengo una sobrecarga?

¿Cuál sería mi tratamiento inicial?

¿Qué es una sobrecarga muscular y por qué se produce?

Una sobrecarga muscular es una contracción de las fibras musculares mantenida de forma involuntaria. Esto provoca un dolor generalizado en la región afectada y gran incomodidad, normalmente no llega a limitar el movimiento de forma completa, pero sí impide que se realice correctamente.

Es provocada por exceso de esfuerzo o mala ejecución de los movimientos. La musculatura afectada recibe una cantidad de carga que no es capaz de soportar hasta llegar a un punto donde provoca una contracción mantenida para evitar seguir sufriendo la carga.

¿Cuáles son las sobrecargas musculares más comunes?

La sobrecarga muscular puede afectar a cualquier región si no está lo suficientemente preparada para soportar la carga que se le aplica. Pero por norma general, existen regiones que son más propensas a sufrir sobrecargas:

  • Espalda y cuello
  • Miembros superiores
  • Miembros inferiores

¿Cómo puedo saber si tengo una sobrecarga?

Los principales síntomas de la sobrecarga muscular son el dolor y la pesadez. Cuando es más acusada también puede provocar limitación de movimiento o impotencia funcional.

Hemos de revisar las actividades realizadas en los últimos días o las últimas horas, ya que suele venir precedida por un exceso de carga, una falta de descanso o una mala alimentación/hidratación. En conclusión, hemos de buscar si existe una razón que nos haya podido provocar esa fatiga.

¿Cuál sería mi tratamiento inicial?

Lo más importante a la hora de desarrollar un tratamiento inicial es buscar la causa principal que nos ha llevado a la sobrecarga, ya que si no la eliminamos o modificamos seguirá provocándola.

Una vez detectada, es importante el descanso o reposo relativo. Hemos de bajar la carga de trabajo para dar margen de recuperación, pero es interesante estar activos para favorecer los procesos de contracción-relajación. En las primeras 24-48h podemos aplicar frío si el dolor es muy acusado, si no, recurriremos al calor.

Una buena alimentación e hidratación también nos ayudaran a favorecer la recuperación muscular. Si no somos capaces de conseguir que el dolor comience a cesar en 48-72h debemos acudir a un profesional sanitario para que nos realice una exploración.


Un comentario en “SOBRECARGA MUSCULAR

  1. Pingback: PISTOLA DE MASAJE | Back up for health

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s